Legión de María


       ¿QUÉ ES LA LEGIÓN DE MARÍA?

Somos una organización apostólica de laicos con más de 10 millones de miembros activos y millones de auxiliares en el mundo, fundada en Dublín, Irlanda el 7 de setiembre de 1921. Nuestro lema es: "A Jesús por María".

 

        ¿CUÁL ES SU FINALIDAD?

Tenemos como finalidad la gloria de Dios por medio de nuestra santificación personal, mediante la oración y la colaboración activa a la obra de la Iglesia.

 

        ¿QUÉ HACE?

Orar y trabajar apostólicamente. Funcionamos con reuniones semanales de grupo, llamados Praesidium, donde se ora, se revisa la actividad apostólica, y se estudian temas formativos para hacer más eficaz el apostolado.

Los Praesidia son mixtos, de unos doce miembros, dirigidos por cuatro seglares y un Sacerdote. Existen grupos para adultos a partir de los 18 años. Para menores de edad, hay grupos de semilleros (niños de 5 a 10 años) y juveniles (de 11 a 18 años).


         SU SISTEMA

Nos regimos por normas que cada Legionario activo debe cumplir: asistir puntual a la junta de Praesidium. Rezar diariamente la Catena, que es el Magníficat de la Virgen. Realizar un trabajo apostólico concreto cada semana. Mantener el secreto legionario.

 

         LOS TRABAJOS

La labor que realiza el Legionario debe ser activa y sólida; en relación a los diferentes apostolados de la Parroquia, así como visitas a enfermos, a hogares Enseñanza religiosa, Contactos callejeros, personales, entre otros. Los semilleros y juveniles hacen un apostolado de formación.

No es labor de la legión de maría dar socorro material (dinero, ropas, etc).

Por eso, también la Legión de María tiene prohibido recaudar fondos fuera de ella a favor de nada ni de nadie. Su única fuente de ingresos es la colecta voluntaria y secreta que se hace en cada junta.

 
         LOS SOCIOS  

Activos: son aquellos que asisten a las reuniones y cumplen las normas de la organización.

Auxiliares: en cambio, prestan un servicio de oración y pueden ingresar Sacerdotes, Religiosos y seglares que no pueden o no quieren asumir los deberes del socio activo. Para los socios auxiliares no hay límite de edad.

 

       ¿QUIÉNES PUEDEN PERTENECER?

TODO CATÓLICO que practique fielmente su religión y desee ser útil a la Iglesia y a la sociedad, y que esté dispuesto a cumplir las normas funcionales de la asociación.